viernes, 24 de mayo de 2013

¿Borrón y cuenta nueva?



ABC.es Teresa Sánchez-Vaquera - 24/05/2013

Por enésima vez se ha preguntado en las Cortes de Castilla y León al presidente de la Junta sobre su notorio fracaso en su proyecto de crear el «músculo financiero» de la Comunidad con la suma de las seis cajas de ahorro que en su día existieron. Y la respuesta siempre es la misma: hay que pasar página, aunque asumimos los errores. Y ya está. ¿Cómo y cuándo se asumen esos errores? ¿y de qué errores se hablan? La oposición se contenta con estas frágiles explicaciones porque son presos de su complicidad necesaria.

Ahí está, por ejemplo, el último capítulo del fracaso del «músculo financiero»: Caja España-Duero (Banco Ceiss). Un proyecto que aún pende de un hilo al borde del precipicio y nadie ha asumido ni una sola responsabilidad por la gestión que ha llevado a la ruina a una de las mejores cajas de ahorro del país. Los afectados por las preferentes de Ceiss han acudido a la Junta a pedir ayuda. Y el consejero de Economía les ha dicho que les comprende pero que no está en su mano hacer nada salvo poner a su disposición las oficinas de consumidores para que canalicen por ahí sus reclamaciones. Y nada más. Una palmadita en la espalda, rostro de circunstancias y a la calle. Los tribunales son su única esperanza.

Tribunales a los que también miran grupos de aún empleados del Banco Ceiss, afectados por el ERE y que empiezan a organizarse. Buscan documentación y testimonios para que la Justicia dirima responsabilidades. Ahí está, por ejemplo, la gestión de las plusvalías generadas por el polígono de La Lastra en León, el fracaso de Agelco, la aprobación de créditos a miembros del Consejo, salidas multimillonarias de altos directivos o contratos de servicios y de productos a determinadas empresas. Y todo ello con el beneplácito de la Junta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.